108.2 STRANGE TALES #116 (2ª historia) (diciembre 1963)
por Steven Grant



EQUIPO CREATIVO:
Guión: Stan Lee
Dibujo: Steve Ditko
Entintado: Steve Ditko

SINOPSIS:
Pesadilla ha conseguido el Dispositivo Oculto, el cual le permitirá llevar humanos a su dimensión. De ese modo podrá estudiarlos con la intención de conquistar nuestro mundo. En Nueva York, empiezan a darse casos de personas que se quedan dormidas y no pueden ser despertadas. Ante la ineficacia de la ciencia, recurren a la mística del Doctor Extraño, el cual llegará hasta la fuente del problema, que no es otra sino Pesadilla.

EDICIONES ESPAÑOLAS:
  • Biblioteca Marvel: Dr. Extraño #1.

    DATOS IMPORTANTES:
  • Pesadilla consigue el Dispositivo Oculto y la capacidad de llevar humanos a su dimensión.
  • Primera aparición del Libro de Vishanti.

  • RESEÑA:
    Es el momento de hablar de las artes místicas; de la Magia Oscura; de los pases de mago fantástico; de mundos y dimensiones que se salen de todo baremo humano; de males innombrables; y de la totalidad de la esencia del Universo.

    Es el momento de analizar una historia del Maestro de las Artes Místicas: el Doctor Extraño.

    Este tebeo (más bien tebeo dentro de tebeo) es una historia autoconclusiva protagonizada por el bueno del Doctor.

    Una vez terminados los preliminares, o preámbulos si preliminares suena mal, podemos proceder a sumergirnos en la reseña.

    Nuestra historia (y de Doc Extraño) comienza en los Reinados de la Dimensión de Pesadilla.


    Uno de sus siervos le dice que el Dispositivo Oculto ya está terminado, lo cual les permitirá llevar humanos a su dimensión mientras duermen, para estudiarnos y averiguar una forma de vencernos, y, así, conquistar nuestra dimensión. Pero hay dos mortales capaces de vencerle, el Anciano y, por supuesto, el Doctor Extraño. Pero está seguro de que pronto habrá reunido el poder para derrotarles.

    Ahora necesitamos trasladarnos hasta Nueva York. Coged vuestro Ojo de Agamotto y vamos allá.

    La policía llega a casa del Doctor. Necesitan su ayuda. Hay algo contra lo que la ciencia ni la policía pueden luchar. Ni siquiera saben lo que es. No les queda más que acudir al Maestro de las Artes Arcanas.

    El problema que tienen entre manos es serio: numerosas personas duermen sin posibilidad de ser despertadas. Están bajo una especie de poderoso trance. Han probado todos los métodos y medicinas aplicables. Pero nuestro querido Stephen sabe que es cosa de un sortilegio, así que vuelve a su Sancta Sanctorum en busca de un hechizo para salvar a esas personas.

    En su Libro de Vishanti (única copia existente) encuentra el que busca. Pero los caracteres están borrosos. Una mala interpretación y está muerto. Pero debe arriesgarse.

    "En nombre del temible Dormammu... En nombre del omnisciente Agamotto... Por los poderes que moran en las tinieblas... ¡¡...Invoco a las huestes de Hoggoth!! ¡¡Llevadme hasta la fuente del mal!! ¡¡Obedeced las palabras del Doctor Extraño!!''

    Inmediatamente, aparece la niebla de Hoggoth, que abre una puerta al mundo de las sombras para la forma astral del Doctor que surge al entrar este en trance.


    Al traspasar la puerta, se encuentra en El Mundo de Pesadilla, como él imaginaba. Pero no tiene por qué haber ningún problema, mientras siga en el sendero de la niebla de Hoggoth, estará bajo su protección y, por lo tanto, será invulnerable.

    Un sirviente de Pesadilla avista a Stephen y avisa de inmediato a su amo.


    Pesadilla juega con ventaja. En su mundo es supremo. No tarda en aparecer espontáneamente una puerta en medio del sendero de Hoggoth. Doc lo sabe de antemano, es una trampa, pero debe traspasarla si quiere rescatar a los rehenes.


    Al cruzar la puerta, se encuentra su camino trifurcado. Tres senderos y solo uno es real; solo uno que le proteja. Para no fallar, recurre a su amuleto, cuya fulgurosa luz revela el camino correcto y derrumba los otros dos.

    Pero sus problemas no acaban ahí, Pesadilla aparece dispuesto a matarle, lanza un poderoso hechizo, pero es inservible, al estar en el camino no le hace efecto.

    A lo lejos, el Doctor divisa una plataforma con las formas etéreas de las personas dormidas.

    Pero Pesadilla es hábil, y sabe que el camino de Hoggoth que ha pisado Stephen es indestructible, pero el que todavía no ha pisado puede ser destruido. Así que desmorona el tramo que queda entre los rehenes y el Doctor.

    Más el Doctor, con un simple truco, como es el de la cuerda hindú, consigue que su fajín se endurezca y sustituya el tramo deseado. Así consigue llegar a la plataforma y hace pasar a los rehenes al camino, para que estén a salvo.


    Aprovechando un momento de despiste de Stephen, Pesadilla destruye la plataforma en la que estaban los rehenes y ahora solo queda nuestro Doctor, de manera que cae fuera de toda protección, intentando coger el fajín. Pero no puede, ya que el villano ha erigido una barrera.

    Ahora, Stephen se encuentra en una superficie material, pero Pesadilla, con su fusta mágica, hace que la Bestia Espinosa ataque a Extraño, cuyo mero roce produce la muerte. Nuestro héroe retrocede, pero llega a un acantilado tras el cual hay una amenaza peor todavía.


    Solo hay una posibilidad. Hace brillar su amuleto de manera que Pesadilla queda cegado, su corcel se encabrita y su vara golpea a la Bestia Espinosa, que muere.

    Aprovechando la momentánea ceguera de Pesadilla y su sorpresa ante tan astuto movimiento, Stephen regresa al camino, a salvo de todo mal. Vuelven por el sendero hasta nuestra dimensión.


    VALORACIÓN:
    Una historia genial, que transmite todo lo que tiene que ser la magia gracias a la imaginación de Stan Lee y a lo mágicos, valga la redundancia, lápices de Steve Ditko. He disfrutado mucho de la lectura, he conseguido pasar un buen rato, cosa que no tuve cuando leí la anterior historia de la Antorcha.

    Me gusta mucho cómo se juega con las distintas dimensiones, y la posibilidad de pasar a ellas a través de un ente o de manera astral. Y, sobre todo, la magnifica interpretación de Steve, ya que imagina algo totalmente fuera de la imaginación, combinando el vacío con senderos retorcidos o bocas gigantes. Porque si algo está claro, es que es otra dimensión, y por lo tanto no hay patrón que seguir.


    Copyright © Marvel Characters, Inc.